¿Recuerdas el anuncio de que “los autónomos no parecen humanos”? Pues los redactores freelance autónomos somos humanos y también cometemos errores. Por eso en este artículo quiero hablarte de 6 errores que debes evitar como redactor freelance. Son errores que cometes, has cometido o cometerás a lo largo de tu carrera como freelancer.

6 errores como redactor freelance que debes evitar

  • No tener una página web personal. Para ofrecer tus servicios y que te conozcan, lo primero como redactor freelance es que tengas una página web personal en la que potenciar tu imagen de marca. Y es que ya lo dice el dicho “en casa del herrero cuchillo de palo“. Pero debes tener una página web para que el cliente te conozca como redactor freelance.
  • No explicar a tu cliente lo que haces y lo que no haces. Hay excepciones, pero normalmente, el cliente más habitual es el que quiere todo pagando lo mínimo. Por eso, debes explicar siempre lo que ofreces y lo que no ofreces, para que luego no haya problemas. ¡No tengas miedo de parecer “borde”! Es necesario.
  • No valorar tu trabajo. Si no valoras tu propio trabajo, no esperes que otros lo hagan. Por eso jamás caigas en la trampa de bajarte tus propios precios o de que te regateen. Siempre habrá clientes o agencias SEO que te subcontratan los artículos que intente pagarte lo mínimo, aunque eso sí, te exigirán una calidad desorbitada. ¡Huye de ellos, no valoran tu trabajo! Recuerda que no puedes trabajar gratis, y que es importante que te marques un precio por hora.
  • Hacer demasiado caso al cliente. Siempre hay el típico cliente que cree que por pagarte tiene derecho a molestarte todo lo que quiera o hablar por teléfono siempre que necesite algo. Cuidado con ser demasiado “majo” o hacerte “amigo” del cliente, suele traer problemas de confianza. Acabarás trabajando más y ganando menos.
  • No establecer plazos. Alguna vez te encontrarás con el cliente impaciente que quiere todo al momento. Por eso, debes de explicarle los plazos, y que si necesita un artículo urgente, tendrá que pagarte un extra para priorizarlo por delante de otros trabajos que ya te habían contratado antes. Me ha pasado con algún que otro cliente, que te contratan un par de artículos y al cabo de 2 días te preguntan “si te ha pasado algo“. Vamos, ¡que ya le tardan! Eso sí, cuando les dices que si los quiere en 24 o 48 horas es un extra “ya no tienen tanta prisa“.
  • No dejar claros tus horarios. No dejes que tus clientes te contacten a todas horas e incluso en fines de semana. Los primeros meses aguantarás pero luego te volverás completamente loco/a. Necesitas descansar y desconectar del trabajo. Es necesario por salud. Establece las horas a las que estás y no estás disponible. Y este es uno de los mayores errores que cometo, porque no es la primera vez que me envían un mensaje un sábado por la tarde encargándome unos textos y recibo un mensaje el lunes diciendo “que si estoy interesada porque le urge y no ha recibido respuesta“. ¡Qué no te pase!
  Así puedes poner widgets de Facebook en tu web

Estos son algunos de los errores que debes evitar como redactor freelance. Son más comunes de lo que te imaginas, porque como te digo al principio del artículo… ¡¡somos humanos y cometemos errores!!