A lo largo de estos últimos 6 años, me han pedido multitud de servicios como redactora freelance. Uno de ellos, es el de reescribir textos con otras palabras. Se trata de un servicio que va muy bien para los textos spinneados, es decir, textos diferentes que se generan a partir del original, pero que a veces contienen erratas o carecen de sentido. Veamos si merece la pena contratar este servicio a un redactor SEO.

Servicio de reescribir textos

Invertir en contenido SEO es fundamental para posicionarse en Google. Si no tienes textos optimizados en tu web, no podrán encontrarte. Por ello, es importante que inviertas en estos contenidos y que lo hagas de la mano de un redactor freelance profesional, como es mi caso. Evidentemente, si me estás leyendo es porque estoy haciendo las cosas bien al posicionarme por «reescribir textos«.

Pero, ¿qué es eso de spinnear textos? Se trata de una técnica mediante la cual se pueden generar multitud de textos distintos a partir del original. Por ejemplo, es un software en el que introduces un artículo y te hace versiones del mismo, cambiando palabras para que no detecte contenido duplicado. Claro que, hay veces en las que esos cambios se notan y como resultado se obtienen textos ilegibles. Es decir, que no valen casi para nada.

¿Cómo saber si estamos ante textos spinneados?

  • Suelen ser muy baratos (50 céntimos o 1 euro por post)
  • Están mal redactados
  • Son muy robóticos
  • Utilizan mal las expresiones
  • El SEO está mal

¿Tienen arreglo? . Evidentemente, dependiendo del servicio de corrección de textos que se haga el resultado será mejor o peor. Pero tampoco esperes pagar 1 euro por un artículo y obtener algo que enamore a Google, eso es imposible.

También me ha ocurrido hablar con clientes que contratan textos a personas de latinoamérica por apenas unos céntimos de euro y no les gusta el resultado, dado que utilizan expresiones de allí o está muy pobre. Pero también tiene arreglo.

En muchos casos estos textos pueden servir para posicionarse, para meter como relleno y aumentar el número de palabras y mejorar el SEO. Pero al leerlos cantan un poco. Con el servicio de reescribir textos al menos tendrían un pase. Por ese motivo sí, antes que publicarlos directamente spinneados, mejor contrata a un redactor freelance para que te los reescriba.

¿Por qué merece la pena?

A veces me llegan clientes con textos spinneados, por los que pagaron una miseria y quieren arreglarlos para ponerlos en su web. La tarifa que cobro por reescribir textos es de apenas 0.015 € / palabra + IVA. Es decir, solo 4,5 euros por un artículo de 300 palabras. Por lo que, por unos 5 euros podrías obtener un texto SEO para posicionar. Encargándolo de cero te costaría el doble. Visto así, no está de más considerarlo.

Al corregirlo, me encargo de que no haya erratas, de que sea legible, arreglo la estructura y corrijo el SEO. En definitiva, le hago un apaño para que tenga un pase y quede un buen texto. Evidentemente, es una corrección. Nunca va a ser tan bueno como un artículo hecho desde cero, con su correspondiente investigación. Pero para posicionar o informar, sí puede servir.

Hay clientes a los que le compensa pagar miserias por estos textos impublicables pero que luego corregidos con unas pinceladas tienen un pase, y es lo que necesitan. Evidentemente, Google cada vez es más exigente y vigila este tipo de prácticas. Pero no es lo mismo colgar un artículo spinneado, que corregirlo para quede bien y parezca totalmente normal.

Así que sí, si quieres ahorrar costes, merece la pena. Evidentemente, siempre es mejor un texto SEO hecho por un profesional de la redacción. Pero si tienes poco presupuesto o quieres probar, adelante, no serás ni el primero ni el último.