Es increíble lo que van evolucionando las personas. Recuerdo que cuando me hice autónoma no tenía ni idea de nada (que no digo que ahora sea una experta), pero me encanta leer estar al día en todo lo que gira en torno a mi profesión. Por eso hoy quiero contarte qué es un falso autónomo y cómo saber que lo eres.

Qué es un falso autónomo

Un falso autónomo es la persona que trabaja con una relación de dependencia para una empresa (como lo haría un trabajador por cuenta ajena con su contrato laboral y sus derechos), pero que está obligado a darse de alta como autónomo. Para entenderlo rápidamente, es quien trabaja como asalariado pero está contratado como autónomo, por lo que no tiene vacaciones, paro o derechos de ningún tipo. Y la empresa a cambio, se ahorra el seguro de la seguridad social, que lo paga el trabajador (cuota de autónomos).

Es un chollo para las empresas pero ojo, porque es ilegal y no debe confundirse con el TRADE (Trabajador Autónomo Económicamente Dependiente). Es un trabajador que trabaja prácticamente en exclusiva para un cliente generando al menos el 75 % de sus ingresos y tiene una remuneración variable, aunque organiza su trabajo de forma autónoma (ojo, no se lo organiza el jefe). Y tiene más derechos que los autónomos, como regulación de descansos y vacaciones anuales, entre otros.

¿Por qué hablo de los falsos autónomos?

La idea de hacer este artículo surge de una ‘interesante’ propuesta de trabajo que me llegó hace unos días a mi bandeja de entrada. En él, un conocido blog de tecnología me ofrecía una suculenta remuneración por artículo, lo cuál me hizo abrir los ojos como platos. Pero en cuanto me dijo las condiciones fue cuando le dije “adiós muy buenas“. Estas eran:

“Hola buenas tardes… he visto que eres redactora especializada en tecnología y estoy interesado en contratar un redactor para mi blog, es XXXXXX y es uno de los blogs referentes de tecnología en España. Es necesario que seas autónoma. Estas son las condiciones:”

  • Exclusividad en la temática
  • Horario fijo de mañana o de tardes (a pactar con otros redactores)
  • Obligación de viajar a eventos al menos 1 o 2 veces al año (los gastos del viaje corren a cargo del redactor, pero si se hace un buen trabajo se dará un suplemento de salario ese mes).
  • Realización de reviews cuando sea necesario.
  • El redactor debe ser autosuficiente y buscar contenido o elaborar el que le pida el redactor jefe
  • Precio por artículo X [no negociable]
  • 1 día de descanso a la semana variable (fijado por el redactor jefe)
  • Si algún artículo no cumple las directrices no se pagará
  ¿Cuáles son las obligaciones fiscales del Redactor freelance autónomo?

JAJAJAJAJAJAJAJAJAJA. Casi me da algo de la risa.

Es un trabajo de falso autónomo como una catedral. Cuesta entender que haya personas que puedan ir así por la vida, de “emprendedores” y exigiéndole este tipo de cosas a los redactores freelance que somos autónomos. Pero claro, se ahorran una pasta gansa al año. Pero es un delito.

Y te preguntarás… ¿qué le contesté? Le dije que lo sentía mucho pero que no me interesaban las condiciones. Me contestó que podríamos renegociar el precio y le dije que el problema no era el precio, pero que podía aceptar sus condiciones.

Lamentablemente, muchos blogs están rodeados de falsos autónomos. Porque además, yo ya trabajé como falso autónomo hace muchos años (en la ignorancia, porque por aquel entonces no sabía lo que era).

Pero para que te hagas una idea, esta es un poco la diferencia entre escribir para un blog como autónomo vs como falso autónomo, te lo detallo en la siguiente lista:

Escribir como autónomo para blog

  • Te contratan X post al mes
  • Tú fijas el precio
  • Tú te organizas como quieras

Este es para mí el cliente ideal. El que me pide un número de artículos para su blog, yo le fijo el precio y las condiciones, el las acepta y empiezo a trabajar. Eso es trabajar como autónomo. Porque eres totalmente libre: no tienes horarios, no te exige que escribas más artículos de los contratados, que si quieres tomarte una semana libre y escribir todo de golpe lo haces, etc. Es lo normal, ya que ‘no trabajas solo para él’. El solo te contrata un servicio de redacción de contenido para su blog.

Escribir como falso autónomo

  • Te fijan un horario de trabajo al día
  • Te exigen unos trabajos que no puedes rechazar
  • Ellos fijan el precio, no tú
  • No tienes capacidad de decidir sobre la organización del trabajo
  • (Opcional) Otras condiciones como exclusividad, viajar, obligación de hacer análisis de productos, etc.
  ¿Qué gastos puedes desgravar como redactor freelance?

¿Te suena? ¡Esto es trabajar como un asalariado pero siendo un falso autónomo! Tú cuando te haces autónomo fijas el precio, tus horarios, te organizas como tú quieres y nadie te mangonea. Si esto ocurre, es que se están aprovechando de ti. Porque si no te contratan como asalariado no te pueden poner ellos las condiciones, las pones tú, ¡¡¡eres autónomo!!!

Huye de lo segundo porque es ilegal. Es decir, que si vas por las malas estás en tu derecho de denunciar y ganar el juicio (si te contratan como falso autónomo). Ya pasó hace años con el caso de los redactores falsos autónomos de ADSLZone…

¿Por qué pasa esto? Porque quieren ganar el máximo dinero posible y les sale más barato contratar a un redactor autónomo que a un asalariado. Vamos, que pueden tener 2 x 1 incluso. Pero es un delito, porque es una manera de fomentar el trabajo precario y aprovecharse de los trabajadores. Y las empresas que hacen eso no molan nada… Pero allá cada uno con su conciencia 🙂

Si te creas un blog y quieres contratar redactores, tenlos en condiciones justas, porque es mejor no tenerlos a cometer un fraude. Y si quieres que sean autónomos, tendrás que contratarle un número del post al mes, pedirle presupuesto y listo (como te expliqué antes). De manera seria y profesional. Pero no les exijas horarios, ni decidas tú su salario, ni les cambies las condiciones cuando te da la gana… recuerda que es el autónomo quien fija todo eso.

¿Qué hacer si eres un falso autónomo?

Habla con la empresa y explícale que deben mejorarte las condiciones, porque te has dado cuenta de que eres un falso autónomo y es un delito. Explícales amistosamente que deben contratarte como asalariado o cambiarte las condiciones. Como asalariado harás el mismo trabajo, cobrarás lo mismo (o más porque te ahorrarás pagar la cuota de tu bolsillo) y a cambio tendrás tus derechos: vacaciones, días de permiso, paro, etc. Si no te hacen caso e incluso te despiden, puedes llegar a denunciarlos. Porque ten en cuenta que ellos cometen el delito y te puedes llevar una buena indemnización.

Ahora ya sabes qué es un falso autónomo y cómo saber que lo eres. Espero haberte ayudado y ya sabes, si has tenido una experiencia relacionada con los falsos autónomos o quieres contarme algo, aprovecha los comentarios.